PERÚ


Graciela Caviedes y Victor Luna - Lideres Ejecutivos



Al llegar a Lima de su natal Urubamba (Cusco), Graciela tenía un presente como profesora. Junto a su esposo, Víctor, y sus tres hijos, inició lo que en ese momento sería su vida en la capital. Pero ella tendría otro destino. ¿Mi esposo era policía y yo me dedicaba a la docencia. Con el pasar del tiempo mis hijos crecieron y sus necesidades aumentaron.

El mayor quería ser chef y, la verdad, no contaba con el dinero suficiente para costearle los estudios. Tras pensarlo mucho, su esposo decidió viajar a Estados Unidos, en busca de mejores oportunidades.

Mal no le iba, pero su ausencia en el hogar se sentía cada vez más, razón por la cual, poco tiempo después, decidió regresar. Con lo ahorrado en su aventura americana, Víctor compró un automóvil y comenzó a trabajar como taxista.

El futuro diferente

Aquel sueño de profesora cambió sustancialmente. Graciela Caviedes no dejó de trabajar en Oriflame. De empezar con cinco clientes, hoy está a la cabeza de una cadena de cinco mil personas, incluyendo de Colombia, Bolivia y Ecuador.

Su hijo se graduó de chef y trabajó durante cuatro años en Europa. Él, ahora, también ha mostrado interés por participar en el negocio de su madre. Sus otros dos hijos también ya se encuentran encaminados para ser profesionales.

Tantos años de esfuerzo y sacrificio tienen sus compensaciones. Graciela Caviedes hizo una carrera en Oriflame, lo que le ha valido convertirse en líder ejecutiva de la empresa, con las consecuentes retribuciones económicas respectivas.

Recibí recientemente un bono por 30 mil dólares, además de otros extras y viajes por mi desempeño. Gracias a este trabajo pude conocer alrededor de 35 países, algo que como maestra jamás iba a lograr.

Caviedes fue invitada a Estocolmo, sede de Oriflame, a celebrar los 40 años de creación de la empresa. ¿De allí pasaremos unas vacaciones en Tenerife, para luego trasladarnos a Inglaterra a asistir a la graduación de nuestra hija, relató emocionada.

Quizás esta historia sea similar a muchas otras relacionadas con ventas o trabajo en compañías por catálogos. Lo importante de todo esto es que el sacrificio y la humildad siempre llevarán a cualquier persona a cumplir con sus objetivos, por muy lejanos que puedan parecer.

La oportunidad soñada

En 1995, la empresa Oriflame, de origen sueco, inició sus operaciones en el Perú. En aquel año reclutaba personal para lo que sería su equipo de ventas. La noticia llegó a oídos de Graciela, quien en un primer momento se mostró escéptica de que esto pudiera funcionar.

No obstante, decidió intentarlo y visitó la nueva oficina, donde recibió charlas y asesoría a fin de iniciarse en este negocio.¿No demandaba mucho tiempo. Sólo el que me sobraba. Así, empecé a trabajar en Oriflame. Al principio fue difícil, pero las cosas poco a poco empezaron a mejorar.

Al primer mes de trabajar en la empresa, Graciela recibió un cheque por 382 nuevos soles, poco menos de lo que ganaba como profesora (450 nuevos soles). Aún incrédula, continuó trabajando y al segundo mes recibió otro cheque, esta vez por mil 180 nuevos soles. Veía que esto funcionaba mejor de lo que había pensado. Entonces, sin que mi familia lo supiera, tomé una determinación radical: renuncié a mi trabajo como profesora y me dediqué de lleno a laborar en Oriflame.

La decisión, aunque riesgosa, rindió sus frutos. Al tercer mes, el cheque de Graciela fue por tres mil 880 nuevos soles. Después de esto, le contó la verdad a su esposo, quien decidió apoyarla transportándola a las casas de sus clientas (aunque prefiere llamarlas invitadas o socias), para que cumpliera puntualmente con sus labores.


Marilú y Jaime Diamantes Senior

Yo ingresé a Oriflame por cuatro motivos, 1 no tenia trabajo todos los hijos casados y Jaime por jubilarse vi una oportunidad de trabajo para los dos. 2 no teníamos un seguro de pensión alta nuestros hijos eran nuestra seguridad. 3 me encantó si tú no promocionas al otro, tú no te promocionas. 4 me encantó el plan del éxito sus metas desde el primer día lo empezamos a vivir teníamos la plena seguridad que todo se haría realidad por ingresa a una empresa sueca.

 

Tenemos 16 años en el negocio. Estos cuatro motivos  son una gran realidad en nuestras vidas y muchísimo más, somos un gran ejemplo para nuestros hijos, nietos, amigos ejemplo  de trabajo, metas, impulso para otras personas siempre positivas.

 

Que sería de nosotros sin Oriflame. Nos fascina hacer cumplir el sueño del otro............ nos fascina compartir nuestros sueños con los hijos viajamos siempre juntos tenemos nuestros años en el cuerpo, pero nuestras cabezas y nuestros sueños siguen siendo jóvenes, gracias a esta querida empresa.

 

Pensábamos que viviríamos de nuestros hijos y Orflame nos dio la oportunidad de dejarles una gran herencia sobre todo con grandes valores.