Jose Pórtes Zafiro

Jorge Portés de Ecuador cuenta que muchos se burlaban cuando se puso a vender maquillaje, pues consideraban que es una actividad exclusiva de las mujeres, En un ambiente dominado casi en un 95% por mujeres y pese a las críticas de muchos hombres, Jorge Portés tiene éxito en la empresa de venta de cosméticos de catálogo Oriflame. Tan bien le va que hoy, con un promedio de ingresos de $72 000 anuales se dedica "en cuerpo y alma" a este trabajo y su objetivo es formar líderes en ventas. Asegura que lograr todo esto no ha sido tarea fácil. Es más su labor, a la que él considera un negocio propio, lo ha convertido en blanco de fuertes criticas. "Me han dicho que debo ser del otro equipo pero eso nunca me ha afectado", cuenta. Desde un inicio Portés vio a esta actividad como una oportunidad, luego de haber sido asaltado y perder $12 000 hace más de 13 años cuando laboraba en otra empresa y en el Ecuador aún circulaba el sucre. Entonces, el actual vendedor, quedó en banca rota, pero tenía experiencia en negocios multiplicadores y la multinacional de cosméticos en la que ahora trabaja es eso. "Más allá de la venta de los casi 600 productos de Oriflame están el ahorro, el querer ganar y tener un propio negocio", manifiesta. Portés apostó por la última opción, aunque para eso debía conquistar líderes de ventas. Al inicio solo contaba con su mejor amiga y otras 13 personas. Empezó con una inversión de 120 000 sucres. En la actualidad, el emprendedor invierte $1 000 mensuales en la compra de catálogos y productos; los ingresos representan $5 000 y una dedicación a tiempo completo, dice. El grupo de Portés lo conforman unas 20 socias, pero el efecto multiplicador es incalculable, indica. Así, gracias a su fortaleza en ventas y facilidad para atraer socias se hizo acreedor a un premio de $20 000, además de viajes y cruceros por distintos países.

¿Cuál es la clave del éxito? Lo principal es tener tenacidad, conocer el producto y estar dispuesto a dedicarle al negocio un 100% de su tiempo, responde.

Para conquistar nuevas socias, Portés usualmente organiza reuniones con potenciales clientes, en las que realiza una explicación detallada sobre la compañía multinacional, hace demostraciones de los productos e informa cómo funciona el negocio. "De 10 personas asistentes a una reunión -100% son mujeres-, la mayoría muestra interés y decide asociarse, por lo menos, para obtener rebajas en los cosméticos que utilizan", señala. Como un segundo paso las personas que han sido atraídas van en la búsqueda de otras socias. Y es allí donde Portés gana. En la actualidad, para empreder en la venta directa, la empresa otorga créditos de $155, $280 y $350. También ofrece capacitación sobre la utilización de los productos.

Adicionalmente, la compañía subsidia los catálogos de los productos; Cada uno lo vende en ¢35. "Yo adquiero unos 800 catálogos al mes y los reparto a todo el mundo al fin de encontrar socias", dice Portés, al indicar que le ha ido muy bien, por ejemplo, cambia su carro cada dos años y hoy tiene la mira puesta en ganar un bono de $30 mil. (NMCH).